Hablemos con las manos y el corazón

Comunicarse no es solo decir una palabra es  crearla. Muchos estudiantes de UVU están totalmente comprometidos con la comunidad de personas sordas mudas,  y por esta razón  están  aprendiendo a comunicarse  con las manos.

 

“En la escuela secundaria tome la clase de sing language,  porque me llamaba mucho la atención, esta nueva forma de comunicarse con las manos”, expresó Jennifer  Hedelius estudiante de Deaf studies.

 

Una comunidad minoritaria pero no olvidada, ya que  UVU se  ha encargado de implementar los programas de apoyo para los jóvenes  sordo mudos.  En algunas clases se puede observar  un asistente que está constantemente  traduciendo, para ayudar  a los jóvenes que no pueden escuchar.

 

“Sé que es una misión en mi vida,  siento que es lo que tengo que hacer. Ayudar a  este grupo de gente que necesita ser incluida en nuestra sociedad.  Haciendo esto puedo desarrollar muchas habilidades, además puedo  hacer algo por alguien  que lo necesita, me divierto y me pagan por ello”, dijo Hedelius.

 

Jennifer  lleva 3 años tomando las clases de Deaf Language, este es su  sexto semestre.   Para ella es una  experiencia que le  ha abierto los ojos,  porque es muy interesante interactuar con una nueva cultura.

 

“interactuar e  intercambiar información es  parte de la vida diaria.  Cuando estoy con esta cultura nos reímos, y compartimos momentos muy hermosos”, agregó Hedelius.

 

Deaf language  no es  un nuevo lenguaje, existe desde hace mucho tiempo, y es la manera como las personas sordo mudas se comunican. UVU tiene un excelente programa  que cada día va  creciendo y proponiendo nuevas alternativas pedagógicas en esta área.

 

“Es necesario encontrar  un balance con este  grupo de gente, ellos representan una cultura. Esta gente es maravillosa,  es gente  que hace cosas muy interesantes,  y son muy inteligentes. Estoy impresionada como ellos avanza, estoy orgullosa de sus progresos” puntualizó Hedelius.

 

Los  estudiantes de UVU tienen la oportunidad de practicar y aplicar sus conocimientos  en Deaf Language  dentro del campus, y así servir a su comunidad.

 

“Ellos necesitan ser reconocidos por su comunidad, a pesar  de que ellos no se comunican igual que nosotros, son  importantes” remarcó Hedelius.

 

By Lidia Abanto
News Writer

Leave a Reply